El microblanding es una técnica de maquillaje semipermanente para las cejas se ha convertido en tendencia desde hace un tiempo. Es utilizada por las mujeres que tienen poco vello en esta área, y por quienes quieren tenerlas definidas por varios meses sin pensar en cómo maquillarlas antes de salir de casa.

Este método asiático ha llegado para quedarse, pues cada vez son más las mujeres que se aventuran a este proceso que consiste en colocar pigmentos en esta área con una pluma. Lo que se hace es dibujar pelitos manualmente para darle una forma natural a las cejas y lograr un efecto real.

Gracias a este proceso la mujer no necesita maquillarse esta área, por lo que ahorrará tiempo. Además la mirada de se le notará más levantada y el rostro rejuvenecido, porque la forma que se le da a las cejas va de acuerdo a la cara.

La mejor ventaja, del microblanding es el aspecto natural que se logra, sobre todo porque a la hora del maquillaje el rostro se verá uniforme y ayudará a su armonía.

Lo más importante, elegir un buen centro de estética. Investiga sus trabajos por internet o en las redes sociales. Para ver cuáles son los resultados finales. Así podrá ver la calidad del trabajo. Mira estos links:

https://goo.gl/CGIr7B

https://goo.gl/ThZLKb

Durante el procedimiento se puede utiliza anestesia tópica, aunque el dolor no es muy intenso y en muchos casos no hace falta.

* Después del proceso, se pueden producir efectos leves como dolor, hinchazón y micro-hematomas en la zona de aplicación.

La técnica dura entre 6 y 18 meses después de aplicada. Hay quienes le dan dos años. Para un buen mantenimiento se recomiendan retoques al menos una vez al año y no exponerse al sol, recién hecho el tratamiento, después utilizar protección solar.

También se recomienda, luego del proceso, no mojar las cejas durante siete días, y desinfectar el área con un poco de líquido desinfectante dos veces al día.

Contraindicación.
Este tratamiento semipermanente, no debe ser aplicado en mujeres en etapa de gestación y está contraindicado para las personas con problemas de diabetes o de la tiroides, ya que el efecto de la pigmentación se iría con facilidad. Enfermos renales, hepatitis o VIH tampoco son candidatos para este método. Las personas alérgicas a los pigmentos no deben bajo ninguna razón someterse a esta técnica. Tampoco es recomendable hacerla cuando la zona a pigmentar tiene verrugas, manchas o lesiones cutáneas, o si el paciente padece de alguna enfermedad de la piel como psoriasis o urticaria.

¿Quiénes se lo pueden hacer?
Toda persona con buena salud, tanto hombres como mujeres, pueden someterse a este proceso que dura alrededor de dos horas en aplicarse.

Fuente: www.listindiario.com

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *